Formentera, singular y natural

viajar a formentera
Formentera, singular y natural
Para quienes visitan Formentera desembarcar aquí es sinónimo de calma. Formentera significa cambiar de prioridades, dejar atrás el ajetreo de las ciudades, la velocidad del día a día y aceptar un ritmo diferente. La isla más meridional de las Baleares, con mayor superficie de costa (69km) en proporción a su territorio (83km2), tiene unas playas que emocionan y deliciosos rincones donde olvidarse de todo menos del mar, la luz y la sal.
Mayo y octubre, el primer y el último baño del año
Mayo y octubre son los mejores momentos para venir a pasar unos días a Formentera, lejos del bullicio estival y con un clima suave que permite bañarse en el mar. Además, en ambos meses se obtienen importantes descuentos en navieras, alquileres de vehículos y alojamientos. Una nutrida agenda de actividades culturales, deportivas y gastronómicas acaban de completar esta atractiva propuesta.
Ferry + Hotel a Formentera
Precios por persona en habitación doble.
Para más información y reservas a Formentera pulsa aquí.

Un pensamiento en “Formentera, singular y natural

  1. Lo que más me gusta de Formentera son sus playas y su tranquilidad. Sin embargo, en los últimos años agosto es un mes con demasiada gente. Coincido en que mayo es un muy buen mes para visitar la isla, o en octubre cuando la temporada está acabando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *